Archivo de la etiqueta: Kiki Corona

Solamente una ventana

Después de 2 años sin escribir, aquí estoy nuevamente porque me vino a la mente de súbito “soy lo que fui, y lo que fui es lo que seré mañana también porque yo soy solamente una ventana, entre la vida y entre la muerte, abre sus alas”. Y me puse a cantar la canción y me asombré que todavía la recordaba. Yo tenia máximo 5 años cuando la canción se hizo popular y el grupo Mayohuacan estaba en el boom. Buscando ‘Solamente una ventana’ en YouTube, hallé este video. No tengo idea cual serie de televisión era esa. Pero inmediatamente que oí la canción, reconocí la dulce voz de Kiki Corona. Y también de súbito, me recordé de los cantantes Ovidio González y Osvaldo Rodríguez, de los cuales no sabia nada por años hasta ahora que también los busqué en Google. Hallé el sitio web de Ovidio González. Y cuando vi sus fotos, me acordé físicamente de él. Y para colmo vi que tiene una foto con Kiki Corona y Amauri Pérez! De Osvaldo Rodríguez no hallé mucho, solo una entrevista que le hicieron en abril de este año y una síntesis biográfica.

Tus ojos, tus manos, tus grietas, pueden  ser mi muerte.
Tu espina, tu asombro y  tu rabia pueden ser razones para que yo viva
dentro de tus ojos, dentro de tus grietas, dentro de tus manos.

Foto de Amaury Perez, Ovidio Gonzalez y Kiki Corona

Foto tomada del sitio web de Ovidio González

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Agrupaciones a destacar, Artistas a destacar, Musica

Muñequitos, aventuras, novelas y otros programas de tv de los ’80 y ’90

Cecilin y Coti

Cecilin y Coti

De repente, me acordé de La Revista de la Mañana. Mi mamá prendía el tv a las 7am y mientras me ponía el uniforme y desayunaba, antes de ir a la escuela (primaria), veía la Revista. Como me gustaba! Me acuerdo que Cecilio Avilés hacia caricaturas en 5min, incluyendo la querida cotorra Coti. Cecilín y Coti eran un muñequito cubano clásico de aquella época, al igual que El zángano y la rosa (unos todo, otros nada), Matojo (un nadador, necesitamos un nadador), Las orejas de Canela, Tulina y el cucarachón, Tabey (se bueno indiecito lindo), Que maravilla es este papá, Sara la jutía loca, Sueños y pesadillas, Los valientes (mientes rata inmunda! aquel de los soldaditos, los pioneros y el huerto escolar), El paso del yabebiri (el del tigre, ni ahora ni nunca), Guaso y Carboro, Cuentos de la Señora Santana, Flopi, y los memorables la vieja Chuncha, que el tema de los muñes lo cantaba Dan Dén y Elpidio Valdés (a ti que te pasa pelirroja? a mi? na’, solo estoy traduciendo).

Y si cito los muñes que me hacían entretenerme, menciono también las aventuras que más me gustaban. En las aventuras encabezando la lista están Los pequeños campeones, Los papaloteros (el que venga en son de guerra se las va a tener que ver con  los papaloteros, corre Cutu Cutu, dale Cutu), Hermanos (Lorenzitooooo), El cucumí se despiera los domingos y Blanco y negro NO.  Tal vez haya que aludiar a Shiralad y a El elegido del tiempo, pero no me gustaban. Ahora me dí cuenta que Jorge Perugorria trabajó en Shiralad. Tengo un vaguísimo recuerdo de la serie La semilla escondida, que el tema principal lo interpretaba el grupo Ismaelillo. Alguien sabe donde puedo encontrar la aventura en internet?

No me gustaban Dando Vueltas ni El Camino de los Juglares. Me reía con Osdrújula en La casa de las brujas los viernes a las 7pm y disfrutaba mucho Arcoiris Musical, con Alegrina y Tristolino, los lunes a las 7pm por Cubavisión. Los clips que más repetían en Arcoiris Musical eran El rock de los primitivos, Hormiguita retozona, Abuela, que pasaría? por la nieta de Lourdes Torres, Como hay piñatas, Los 2 gaticos (él es blanco, ella es negra) y La canción del pececito por Kiki Corona. Kiki Corona estaba en el boom en aquel tiempo, interpretaba muchos temas de programas de la televisión, como el de la serie Su propia guerra, más conocida por Día y Noche.

Se acuerdan que los domingos al mediodía ponían Joven Joven y a las 8.30pm Mi Salsa con Mulet? Mi Salsa casi siempre contaba con la presencia de Elio Revé sancochando boniato, Cándido Fabré con su sombrero de yarey y las improvisaciones, y con Tiburón y Son 14. Creo que Mi Salsa sustituyó el programa Para bailar.

También era fan de las novelas, aunque me obstinó ver tantas veces Sol de Batey con el pobre Taita Julian (“Oh Charito, oh oh”). Me acuerdo de Tierra Brava con los gritos de Lucio Contreras, la pobre Niña Lala y Nacho Capitán, y de Rosas a crédito con Martín perdida en el bosque.

Debía ser la inocencia de la edad, pero cuando aquello no pensaba que la televisión cubana era tan mala.

5 comentarios

Archivado bajo Cuba, cultura cubana, TV