Archivo de la etiqueta: Literatura

Carlos Acosta, el mejor y más completo

Carlos Acosta en escena

Foto tomada de otro sitio web

Carlos Acosta siempre me deslumbra. Además de excelente bailarín y escritor, estrella de cine! Carlos Acosta debuta como actor en el cine con la película Day of the flowers, dirigida por John Roberts. La película se estrenó en junio en el Festival Internacional de Cine de Miami y ahora 29 de noviembre en Londres.  Estoy ansiosa por verla.

Pues sí, Carlos Acosta es ‘escritor’ también. En el 2007 escribió su autobiografía titulada No mires atrás y en enero lanzó su primera novela Pata de puerco, nombrada en los Waterstones 11 entre las novelas debutantes más prometedoras del 2013.

Que decir de su vida de bailarín después de haber recibido muchísimos premios y reconocimientos, y estrenarse como productor en el Royal Ballet de Londres?! (una de las mejores compañías de ballet a nivel mundial). Un negro en el ballet que ha llegado bien lejos por su gran talento, rompiendo barreras de prejuicios. FELICIDADES A CARLOS ACOSTA por todo su trabajo y el que está por venir!

Aquí les dejo una entrevista que le hizo el cantautor Amaury Perez en el 2010.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cine, Cuba, cultura cubana, Danza, Literatura, Personalidades

Poemas de amor

Si se habla de poesia cubana, no puedieran faltar estos poemas:

Me desordeno amor me desordeno
Carilda Oliver Labra

Me desordeno, amor, me desordeno
cuando voy en tu boca, demorada;
y casi sin querer, casi por nada,
te toco con la punta de mi seno.

Te toco con la punta de mi seno
y con mi soledad desamparada;
y acaso sin estar enamorada
me desordeno, amor, me desordeno.

Y mi suerte de fruta respetada
arde en tu mano lúbrica y turbada
como una mal promesa de veneno;

y aunque quiero besarte arrodillada,
cuando voy en tu boca, demorada,
me desordeno, amor, me desordeno

(Texto con voz de la autora)
(En ingles)

Asi, verte de lejos
Jose Angel Buesa

Así, verte de lejos, definitivamente.
Tu vas con otro hombre, y yo con otra mujer.
Y sí que como el agua que brota de una fuente
aquellos bellos días ya no pueden volver.
Así, verte de lejos y pasar sonriente,
como quien ya no siente lo que sentía ayer,
y lograr que mi rostro se quede indiferente
y que el gesto de hastío parezca de placer.

Así, verte de lejos, y no decirte nada
ni con una sonrisa, ni con una mirada,
y que nunca sospeches cuanto te quiero así.

Porque aunque nadie sabe lo que a nadie le digo,
la noche entera es corta para soñar contigo
y todo el día es poco para pensar en ti.

Poema del renunciamiento
Jose Angel Buesa

Pasarás por mi vida sin saber que pasaste.
Pasarás en silencio por mi amor, y al pasar,
fingiré una sonrisa, como un dulce contraste
del dolor de quererte… y jamás lo sabrás.

Soñaré con el nácar virginal de tu frente;
soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar;
soñaré con tus labios desesperadamente,
soñaré con tus besos… y jamás lo sabrás.

Quizá pases con otro que te diga al oído
esas frases que nadie como yo te dirá;
y, ahogando para siempre mi amor inadvertido,
te amaré más que nunca… y jamás lo sabrás.

Yo te amaré en silencio, como algo inaccesible,
como un sueño que nunca lograré realizar;
y el lejano perfume de mi amor imposible
rozará tus cabellos… y jamás lo sabrás.

Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,
el tormento infinito que te debo ocultar,
te diré sonriente: “No es nada… Ha sido el viento.”
Me enjugaré la lágrima… y jamás lo sabrás!

Una amiga me sugirió, y concuerdo con ella, estos otros poemas

Materia de la poesia
Luis Rogelio Nogueras

Qué importan los versos que escribiré después
ahora
cierra los ojos y bésame
carne de madrigal
deja que palpe el relámpago de tus piernas
para cuando tenga que evocarlas en el papel
cruza entera por mi garganta

entrégame tus gritos voraces
tus sueños carniceros

Qué importan los versos donde fluirás intacta
cuando partas
ahora dame la húmeda certeza de que estamos vivos
ahora
posa intensamente desnuda
para el madrigal donde sin falta
florecerás mañana.

Estrofas de Buena suerte viviendo
Roberto Fenandez Retamar

Los que caminan cogidos de las manos,
Con sus manos levantan una torre,
Construyen una casa,
Organizan el mundo,
Limpian el aire de hojas rotas,
Saludan el amanecer,
Acuestan el ocaso,
Defienden los primeros frutos,
Aseguran, afirman, juntan.

Y nos rompen el corazón.

Filin

Si me dicen que te has marchado
O que no vendrás,
No voy a creerlo: voy
A esperarte y esperarte:
Si te dicen que me he ido,
O que no vuelvo,
No lo creas:
Espérame siempre.

Estrofas del Hexaedro rosa
Ruben Martinez Villena
I.
¡Te amo!
A tu lado, o en tu ausencia; en la realidad o en el sueño; en la intimidad del rincón amable o ante el formidable arrullo del mar; en la noche lunada o negra y punteada de estrellas interrogadoras; en el momento maravilloso y tierno del amanecer; en el estupor meridiano del día o en el pensativo crepúsculo de oro… En todos los sitios y a todas las horas te he dicho ya las palabras que creí no iba a pronunciar jamás.

V
Puedes venir desnuda ami fiesta de amor. Yo te vestiré de caricias.
Música la de mis palabras; perfume es de mis versos; Corona, mis lagrimas sobre tu cabellera.
¿Que mejor cinturon para tu talle, que cinturon mas tierno, mas fuerte y mas justo que el que te daran mis brazos?… Para tu seno ¿que mejor ceñidor que mis manos amorosas? ¿Que mejor pulsera para tus muñecas que la que formen mis dedos al tomarlas para llevar tus manos a mi boca?
Una solo mordedura, calida y suave, a un lado de tu pecho, sera un broche único para sujetar a tu cuerpo la clamide ceñida y maravillosa de mis dedos. Puedes venir desnuda a mi fiesta de amor, Yo te vestiré de caricias.

VI
Entonces…
Cuando en tu cuerpo, rendido, no vibre ya el temblor elástico de los miembros; cuando tus labios no tengan fuerzas para besar; cuando tu brazo fatigado se extienda en reposo lánguido, y en un gesto débil y esquivo de negación agites la cabellera trémula…

Entonces… Cuando tus ojos estén borrachos de adormideras sutiles, cuando los parpados te pesen y se caigan, quemados por la mirada ardiente de toda la noche… Entonces, a través de la fina malla de tus pestañas, verás todavía alargarse en mis pupilas ávidas un desperezamiento de panteras…

Se une a esta lista de bellos poemas de amor todos los escritos por el Apostol Jose Marti, pero ellos seran exclusivamente mencionados en otro momento.

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Personalidades